Un día en las rebajas

Os prometí que os iba a contar mi odisea en las rebajas de este año y como lo prometido es deuda... ahí va.

rebajas


Os juro con la mano sobre la cuore que sigo al pie de la letra mis normas para ir a las rebajas (os las conté AQUÍ) que básicamente consisten en comprarme lo que me da la gana y luego volver a los días con el rabo entre las piernas a devolver lo que no me vale o lo que no puedo pagar, que mi tarjeta de crédito me mira raruno y me pega un chizpazo cada vez que intento sacarla de la cartera, pero esta vez incumplí mi norma, me puse un objetivo, solo había una única prenda que quería:

UN KIMONO AZUL DE BERSKHA

Síííí fui yo la que dije que odiaba los kimonos, que todas íbamos igual, pero fashion rules nenas, ya me imaginaba a todas mis amigas saliendo con uno cada una cual geishas del siglo XXI.
kimono berskha
objeto de deseo


Fijarse un objetivo crea mucho estrés, iba en el metro mirando de reojillo al resto de viajeros/as, eran enemigos en potencia, porque no sé vosotras, pero yo cada vez que voy a una tienda y me pongo a buscar algo en un burro al segundo tengo cuatro o cinco mosconas alrededor quitándome todo de las manos, y una que es muy idiota educada, suele retirarse y dejarlas con su lucha.

Pero esta vez eso no iba a pasar, quería mi kimono, así que cuando entré en Berskha respiré hondo, y me dije " disimula, compórtate normal, como si solo vinieras a echar un vistazo" mientras hacía un rápido barrido en busca de mi objeto de deseo, en cuanto lo localizo miro alrededor, la chica más cercana está como a 5 segundos, me da tiempo a hacer como que giro y avalanzarme hacía ellos para coger los únicos tres que había, con una agilidad de la que os habríais sentido orgullosas lo consigo, y me voy corriendo al espejo más cercano, mi nivel de estrés está ya por las nubes y noto sudor frío por la espalda, con el bolso entre las piernas, la chaqueta en el suelo y con las tres perchas de los únicos tres kimonos que quedaban bajo el brazo, me los voy probando, solo faltaba que encima no me gustará, las primeras mercenarias-rebajiles ya me han visto y toman posiciones a mi alrededor para coger al vuelo el primer kimono que suelte, tras probarme los tres me doy cuenta que son talla única, error de novata.

En fin que no miro ni el precio y es en la caja cuando me doy cuenta que solo tienen una rebaja de 10 euros sobre los 25 que costaban, pero la euforia del momento y mi victoria rebajil hace que me de igual y me lo compré.
PD: Aún no lo he estrenado.


 Sheinside - Your Online Fashion Wardrobe

Comentarios

  1. Gracias por seguirme, tienes nueva seguidora
    =)
    http://tupersonalshopperviajero.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa, considerate en tu casa, nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Jjajajajajajajajaj tenia q ser para verte!!!! Lanzate y estrenalo mujer ya veras q subidon!!! Es muy mono y 15 leuros esta requetebien,a mi me encantan con vaqueros y camiseta basica,para darle el toque especial al look
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. soy un poco desastre en general cuando voy de compras, no me gusta probarme nada, no me gusta revolver... vaya bloguera jejeje ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar! tú opinión es lo mejor que tenemos

Entradas populares de este blog

Kakebo para imprimir gratis - EDITADO II

Copia el look de... Nagore Robles